Bastante ya se ha escrito de las sonrisas. Las hay serias, de ocasión y de respuesta, de Sol y de Luna, las hay contagiosas: sonrisas cosquilla, sonrisas cebolla. Pero sobre toda sonrisa, está la tuya. Está la tuya que no es sólo sonrisa, que no es gesto sino pupila y boca, nariz y garganta y es que la tienes tan adherida que sería imposible describirte sin ella. Pero no sólo está la tuya, pues por debajo está la mía que ríe cuando sonríes, reflejo maltrecho y desfigurado, que si bien forma parte de la sonrisa precedente no logra continuarla. Es tu sonrisa mi ventura y mi fortuna, mi pedacito de cielo de 7 colores. Es por tu sonrisa que nace la mía. Es tu sonrisa anulación de sonrisas, creación de sonrisas, “challenge and response”. Cuando sonríes, cuando sonríes.

Jorge Murillo

Mirar de reojo no más de quince segundos ni mayor a quince veces, cualquier esfuerzo de más, podría cegar el momento. Observar los hombros, las manos, los dedos, los ojos, los labios, el rostro sin los ojos y los labios, las pausas, las contracciones involuntarias; el orden no importa, pero observa. Si a tu reojo viene el suyo, retrocede o el análisis se verá derrumbado por mejillas psicosomáticas y bochornos fríos.

Aprovecha los muros, haz de mesas y sillas y demás mirones tu trinchera. Esconde y esquiva, disimula. Aprovéchate del vaso de café reciclado y el póster de fiesta, que a nadie le importa pero todos miran. Si el cuello se cansa, voltea; esto además de descanso, despistará al enemigo.

Voltea, observa, agacha y levanta; busca, conquista, abandona. Miradas furtivas se entrelazan en un juego de la nada, en donde no se sabe si se es el que observa o el observado.

Jorge Murillo

Sin latidos atónicos, sin noches con luna, sin dilataciones oscuras. Sin bocas que escuchen ni oídos que hablen. Sin ti y sin mi, sin ella con él.

Jorge Murillo

"A pesar de que no tengo recuerdos contigo siempre te recuerdo, basta una simple canción para bosquejar esos inexistentes recuerdos contigo."
— JR
"En el amor la timidez no es más que la tentación de querer besar los labios próximos y cercanos. Una especie de contención de lo ya anunciado, pues nunca esta de más evitar hacer algo que realmente no sobre. Prudencia y desperdicio."
— JR